Comunidad

Aceras son un dolor de cabeza para los vecinos

1723
0

Marisol Pereira es una de las vecinas del corregimiento, suele salir a pasear con su mascota bien temprano en la mañana. Sin embargo este tiempo de esparcimiento para ambos se ha tornado en ocasiones angustiante y es que recorrer las calles de  San Francisco puede significar un riesgo para peatones de todas las edades debido al deterioro o ausencia de aceras.

Caminar al borde de la calle, sortear huecos, grietas, baches, alcantarillas sin tapa y hasta carros estacionados sobre este espacio exclusivo para caminantes, es parte del día a día de quienes van a su trabajo, pasean o realizan alguna actividad deportiva.

El señor Evaristo Ruiz ha sido uno de los lugareños afectados por esta situación, el hombre de la tercera edad comenta que hace años atrás, tropezó con una grieta, cayó al piso y se lastimó su pierna izquierda, señalando su extremidad recordó lo doloroso que fue por lo que insta a las autoridades a mejorar esta situación y hace un llamado de atención a las constructoras, ya que a su juicio, en ocasiones abarcan parte importante del espacio que debería estar destinado al peatón.

Por su parte, Nakary Vargas, declara que siente temor de atravesar la calle 74, confiesa que por las noches la visibilidad es poca y que más de una vez ha recibido un susto de los carros “a veces cuando voy caminando por la calle los carros que vienen por detrás de mi tocan corneta para que me aparte pero es difícil porque hay otros carros estacionados sobre la acera”.

es responsabilidad del gobierno atender esta problemática puesto a que “los dueños de la casas pagan suficientes impuestos” para mantener los espacios ya existentes.

Vecinos consultados comentan con preocupación el peligro que esto representa especialmente para los adultos mayores y niños. Una vecina que prefirió no identificarse, cargada con algunas bolsas del supermercado confesó que ahora tiene más cuidado al caminar, resalta que el deterioro es causado por los conductores inescrupulosos que estacionan vehículos sobre las aceras y obstruyen la entrada y salida de conductores a conjuntos residenciales. A su juicio es responsabilidad del gobierno atender esta problemática puesto a que “los dueños de la casas pagan suficientes impuestos” para mantener los espacios ya existentes.

Hace falta conciencia

El administrador de la Junta Comunal, Ricardo Moscoso explica que, aunque es cierto que los vehículos que se estacionan sobre las aceras son los principales causantes del deterioro, alega que no es responsabilidad de la Junta Comunal sino de la corregiduría multar a quienes incurran en la falta.

“Nosotros no podemos multar a los conductores que están encima de las aceras porque esto le corresponde al corregidor, nosotros no tenemos esa facultad legal, pero sí queremos que la gente tenga consciencia y así corregir esto”, reafirma.

Moscoso señala que durante los meses de enero y abril de 2014 se activó un plan agresivo para construcción de aceras y veredas, no obstante muchas de estas ya se encuentran en la desidia producto de lo que considera es “falta de conciencia”.

A pesar de esto, el representante señala que darán continuación a los trabajos para mejorar la calidad de vida de los habitantes del sector, por esto se tiene previsto que para este mes de febrero reciban los recursos para reactivar la construcción y mantenimiento de estos espacios tan solicitados por los que aquí habitan.

Programas para el mejoramiento

Este año la Junta Comunal tiene previsto dar continuidad al plan de nomenclaturas de calles y avenidas, así mismo mantener a San Francisco fuera de las cifras rojas de casos de dengue y criaderos del mosquito Aedes Aegypti, por lo que se realizará limpieza de servidumbre y herbazales con la finalidad de erradicar posibles reservorios de aguas estancadas.

Durante el verano las actividades deportivas mantendrán a los jovencitos de la comunidad ocupados, ya que se ha preparado el “Mundial del Barrio” el cual congrega a las comunidades de Boca La Caja, San Sebastián, San Francisco y Carrasquilla y que a su vez será complementado con clases de natación dictadas en la piscina municipal.

Finalmente, Moscoso ratificó que el deber de su despacho es fungir como “enlace entre la comunidad y la autoridades con competencia en recolección de desechos sólidos, construcción de veredas, entre otros, por lo que insta a los vecinos a dirigirse al organismo donde gustosamente serán atendidos.