Nacionales

Un llamado a la conciencia en el Día de la Seguridad Vial

1407
0

Desde 2015, y según el Proyecto de Ley 123, se declara la cuarta semana de octubre de cada año como la “Semana de la Seguridad Vial” y el 23 del mismo mes como “Día de la Seguridad Vial”, en memoria de las víctimas del 23 de octubre de 2006, en la tragedia de La Cresta, donde un autobús se incendió  y dejó como saldo 18 muertos y 25 heridos.

 

El 23 de octubre de 2006, un autobús se incendió dejando a 18 personas calcinadas. La Semana de la Educación Vial en Panamá (la última de octubre) honra el recuerdo de estas víctimas. Foto: cortesía
El 23 de octubre de 2006, un autobús se incendió dejando a 18 personas calcinadas. La Semana de la Educación Vial en Panamá (la última de octubre) honra el recuerdo de estas víctimas. Foto: cortesía

El tema de seguridad vial sigue siendo de alta prioridad, tanto para las instituciones directamente involucradas, como para el gobierno y la ciudadanía, toda vez que el nivel de accidentalidad en el país sigue en franco crecimiento.

Las autoridades han manifestado públicamente su temor de que este año cierre con mayor número de accidentes viales que el 2017, período en el que fueron atendidas un total de 10 mil personas víctimas de siniestros en las carreteras y calles de todo el país. Hasta este mes de octubre, ese número va por las 8 mil personas, faltando los meses de mayor incidencia del año.

En el año 2016 nuestras carreteras fueron escenario de la pérdida de más 300 vidas, cifra que superó los resultados del 2015.

La Organización de Naciones Unidas informa desde 2010, que 7 de cada 10 personas estamos condenados a sufrir un hecho de tránsito, y si pensamos en nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo, de colegio o universidad aplicando esta estadística, probablemente ya conocemos a alguien que perderá su vida o quedará lisiada.

Sí, las autoridades tienen una gran reto y responsabilidad; los ciudadanos que usamos las vías públicas también debemos comprender que si no nos sentimos responsables de la conducta que provoca un hecho de tránsito, cualquier esfuerzo será insuficiente.

Cada persona debe decidir por voluntad propia tener una conducta correcta en las vías, cualquiera sea su rol, que siempre cambia. Es una obligación conocer nuestros deberes y derechos.

Es momento de reflexión. Tenemos, queremos y podemos hacer las cosas bien para que nuestras carreteras sean seguras. Dedique la Semana de la Seguridad Vial en casa a conversar con sus hijos sobre los riesgos de conducir en estado de ebriedad o subir en un auto con un conductor ebrio y qué alternativa tiene; o bien de las regatas…

Dedique la Semana de la Seguridad Vial a hacer murales en la oficina sobre los deberes y derechos del peatón, conductor, ciclistas, motorizados y demás usuarios de las vías públicas. Dedique la Semana de la Seguridad Vial a organizar debates, paneles, conversatorios, visitas de las autoridades, teatros y similares en su escuela, colegio o universidad. Dedique la Semana de Seguridad Vial a sus post en redes sociales, enlaces de su web, vitrinas o material promocional a la prevención de hechos de tránsito y reconozca a los “cero infractores” ente sus conductores, choferes o mensajeros, así sea con un apretón de manos.

El año pasado la ATTT y el Movimiento 23 de octubre pintaron corazones azules en La Cresta, para recordar la tragedia que cobró la vida de 18 panameños en el bus 8B-06. Foto: Cortesía
El año pasado la ATTT y el Movimiento 23 de octubre pintaron corazones azules en La Cresta, para recordar la tragedia que cobró la vida de 18 panameños en el bus 8B-06. Foto: Cortesía

¿Tiene alguna buena idea que compartirnos? Bienvenida sea. Si pensamos que estas son las vías que vamos a heredar a nuestros hijos y nietos, es momento de actuar ahora, ya, hoy. ¡Involúcrese! Cada persona que se tope en la calle se lo agradecerá, sobre todo su familia.