Bella Vista News

Los Tigres de Bella Vista son un equipo ejemplar

481
0

Disciplina, camaradería y excelencia son los tres pilares de la escuadra del balonpié bellavistino, valores sobre los que se vienen cimentando las futuras generaciones bajo la huella de Los Tigres de Bella Vista.

Texto y fotos: Andreina Rodríguez González

La ilusión de sumar el fútbol a la ristra deportiva que ofrecía el corregimiento de Bella Vista se cristalizó hace nueve años inspirados “gracias a la iniciativa del fallecido Luís Carlos Ordoñez”, recuerda el profesor “Chalo” González, director de deportes de la Junta Comunal y creador del equipo.

Fundado el 30 de junio de 2009 en el seno de la comunidad, el proyecto contó con el apoyo sostenido de Federico Nicosia, alias “El Tigre”. De allí que González no encontrara mejor manera de rendir tributo a su constancia que bautizando al naciente equipo con la imagen del felino, surgiendo así “Los Tigres de Bella Vista”.

El crecimiento vertiginoso y particular sentido de pertenencia impregnó al resto de las disciplinas, en las cuales se asumió el peculiar rayado sobre naranja para sus camisetas y la figura de este sagaz animal como propia, convirtiéndolo, incluso, en un ícono referente para el corregimiento a nivel nacional.

Disciplina, constancia y ciudadanía

Empezando con 20 niños han superado los 900 jóvenes formados en sus plantillas, comenta el profe Chalo, dan testimonio de la voluntad del bellavistino de forjarse un camino en el deporte rey del mundo, apoyados en su comunidad.

Complacidos con la trayectoria positiva, nivel de profesionalismo y vocación pedagógica, los padres de esta nueva camada de tigritos compartieron sus opiniones durante la celebración de este nuevo aniversario.

Samanta De Pablo y Tomás Martínez, dicen que su hijo, Tomás Andrés, con apenas entrar al equipo ya ha ganado gran entusiasmo por el deporte. “El tema de jugar en equipo lo ha ayudado a hacer nuevos amigos, que es lo más importante”,

 

Para Katerine Bautista, los beneficios que percibe su hijo Salvador también recaen en la familia. “Aunque parezca un pasatiempo, esto nos ha enseñado también a los padres a tener constancia y disciplina”.

Hebert Cedillo, aunque no es padre, reconoce el valor del apoyo de la familia en los chicos, por eso disfruta hacer barras a su sobrino José Ignacio cada fin de semana. “Desde que está aquí, lo veo más activo también con las tareas. Se nota una actitud más activa y despierta”.

 

 

Hernán Santamaría: “Es todo en uno, eso es lo mejor de este deporte y que se percibe a simple vista en esta escuela”.

 

De igual forma, Alí Hernández, padre de David, manifiesta sentirse satisfecho con la camaradería que se vive dentro del equipo. “Lo que más me gusta es que conozca lo que es trabajar en equipo y que siga instrucciones”.

 

 

Enseñar, enseña

“El deporte es algo fundamental para el niño, tanto en el área recreativa como para su formación en valores que trasciende fuera de las canchas”, comenta Edwin Concepción, coach de los pequeños felinos.

 

 

 

 

 

-El orden es otras de las premisas de la escuadra felina.

-El compañerismo se percibe tanto dentro como fuera de las canchas.

-De reciente data, la cancha Harry Strunz ofrece espacios acondicionados para practicar tres disciplinas deportivas a la vez, entre esas, el fútbol.