San Francisco News

Corregimiento de San Francisco celebra 92 años de su fundación

219
0

San Francisco en su génesis era un pueblo desasistido; sin embargo, el destino le signó para que su gente fuera precursora de lo que hoy representa uno de los corregimientos más prósperos de Panamá.

Su nombre proviene del mar, alimentado por la fe y una peculiar circunstancia que marcó para siempre la vida de aquellas personas. Como surgido de una fábula bíblica, el destino quiso que la imagen tallada en madera con un hábito color café, emergiera de las aguas y se mezclara con los peces atrapados en las redes de los marinos. Los moradores reconocieron la silueta de aquel modesto náufrago. Se trataba de una réplica de San Francisco de Asís, una ofrenda de bienvenida a los pescadores desplazados, como los primeros vecinos de La Caleta.

En 90 años San Francisco se ha convertido en una urbe que combina lo moderno con lo clásico y conservador.

92 años

Han transcurrido 92 años del acuerdo municipal Nº 22 de la República de Panamá, mediante el cual se crea oficialmente el corregimiento de San Francisco, entidad que desde ese mismo instante inició un desarrollo vertiginoso que la ha convertido hoy día en una urbe moderna y dinámica, caracterizada por un importante movimiento económico y urbanístico.

El crecimiento de este corregimiento se ha dado de manera ordenada, beneficiado además por desarrollos atípicos producto de los acuerdos de reversión de zonas antes reservadas para las operaciones militares estadounidenses, como es el caso de Punta Paitilla y áreas vecinas.

Desarrollo

Además de haber sido un lugar para la diversión y el esparcimiento, San Francisco se convirtió en un imán para atraer gente que deseaba convertirse en un vecino más. Ello permitió que el área residencial se expandiera hasta los límites de hoy y alcanzara un número superior a los 43 mil habitantes. El desarrollo comercial ha sido la otra bendición de este corregimiento, hecho que lo convierte en uno de los más importantes del país desde el punto de vista económico.

Este corregimiento es uno de los predilectos para residenciarse.

Aunque su entorno parezca hostil, mantiene su corazón noble ocupado por 57 hectáreas de verdor que preservan en las instalaciones del Parque Omar. Un tesoro bien resguardado que la capital istmeña agradece catalogándola como el “pulmón de la ciudad”.

En los últimos dos años, la ciudad ha logrado importantes avances en lo que sus residentes han considerado una necesidad. El ordenamiento urbanístico. Apoyado en un procedimiento participativo, por primera vez en su historia, San Francisco levanta un plan de desarrollo creado por su misma comunidad.

El Plan de Ordenamiento Territorial fue aprobado y su aplicación avanza progresivamente, lo que implica que ahora el crecimiento de la ciudad se enmarca en normas y parámetros que permitirán sobrellevar su impacto y proteger algunos aspectos que sus residentes valoran como inalienables.

La descentralización también ha jugado un rol fundamental en las prioridades definidas por los vecinos en conjunto con los entes de gobierno local, dando oportunidad de avanzar en las gestiones de seguridad, peatonabilidad y ornato.