Nacionales

45 proyectos para hacer resiliente a la ciudad de Panamá

762
0

Texto: Juvenal Cubillán/Fotos: Alcaldía de Panamá

Abarca cinco áreas de trabajo: acceso a oportunidades, infraestructura de barrios, redescubrir nuestra ciudad de humedales, conocimiento, entendiendo y compartiendo información para ser más seguros, así como la gestión compartida para hacer ciudad, ejes contenidos en 11 objetivos y 45 proyectos

 Con cinco ejes fundamentales de acciones convertidas en hoja de ruta de proyectos concretos para la actual y próximas administraciones locales, la Alcaldía de Panamá presentó la “Estrategia de Resiliencia para la ciudad”, como un concepto moderno y aplicable, que consiste en la capacidad para prepararse, resistir y recuperarse frente a cualquier crisis y a los impactos del crecimiento demográfico y urbanístico, debido a que Panamá posee una economía pujante, pero no toda la ciudadanía recibe, tiene y accede a servicios y beneficios que les permitan sentirse parte, seguros y movilizarse adecuadamente.

El Alcalde de Panamá, José Isabel Blandón, informó que la estrategia resiliente abarca cinco áreas de trabajo,  como lo son, el acceso a oportunidades para conectar el capital humano a las fuentes de bienestar y elevar la calidad de vida de sus ciudadanos en equidad, integración, respeto de sus entornos y cohesión social.

Alcalde de Panamá, José Blandón asegura que Panamá será una ciudad resiliente.

“La segunda estrategia es trabajar en la consolidación de la infraestructura de barrios construyendo una ciudad integrada y para todos; el tercer eje es la necesidad urgente de redescubrir nuestra urbe desde los humedales como fuente de vida y equilibrio de la biodiversidad a fin aprender a convivir con las aguas, porque aún falta consciencia sobre la importancia y valor de los bienes hídricos, ni el impacto del patrón de desarrollo urbano en los ecosistemas hoy y ante proyecciones de cambio climático”

La cuarta línea de acción se basa en la gestión integral del riesgo para lograr una ciudad más segura a través de conocer las vulnerabilidades físicas frente a escenarios de impacto, como sismos, deslaves y calidad de la vivienda, y finalmente afianzar la corresponsabilidad de la gestión local en las comunidades con el fomento de la participación ciudadana y la descentralización de la administración pública es uno de los principales retos por las competencias asumidas que antes eran del Gobierno central.

Por su parte, Arturo Dominici Arosemena, director de Resiliencia del Distrito de Panamá, asegura que “la estrategia es un instrumento clave para definir prioridades en el abordaje de los riesgos sociales, económicos y ambientales, y aunque la misma no va a poder solucionarlos todos, sí disponemos de una hoja de ruta.

Arturo Dominici Arosemena, director de Resiliencia del Distrito de Panamá.

Agrega que estas líneas de acción tienen 11 objetivos y 45  iniciativas contenidas en una gran estrategia resiliente, algunas de ellas ya en ejecución, nacidas de un estudio, diagnóstico y diseño, que abordan los temas de transporte público ecoeficiente y movilidad; educación y necesidades básicas; entendimiento sobre nuestro entorno biodiverso; valorización de los ecosistemas, hábitat e infraestructura verde sostenible; enfoque positivo para prepararnos para los riesgos; la mejora de los procesos de gobernanza, la participación ciudadana y la responsabilidad de todos para que todas las personas puedan tener los mismos derechos individuales y colectivos”.

Otra práctica resiliente altamente efectiva es la promoción de los presupuestos participativos, porque involucra a los vecinos y comunidades en la discusión de la administración de los recursos dirigidos a la inversión, logrando el desarrollo del sentido de pertenencia. Esta estrategia resiliente potencia la capacidad de las comunidades de prepararse y adaptarse en cuanto a los usos de los recursos disponibles y su distribución.