Comunidad

Precaristas alarman a residentes de Condado del Rey

523
0

Texto y fotos: Andreína Rodríguez González

Además de inundaciones, congestión vehicular y crecimiento de denuncias por inseguridad, residentes de Condado del Rey insisten en denunciar el crecimiento de moradores en los terrenos “invadidos” junto a la principal avenida del sector.

Falta de respuestas al “precarismo” sienta bases para el desorden urbanístico y violación a la seguridad jurídica para los propietarios.

Al cierre de esta edición, la redacción de Alpha Grupo Editorial no logró obtener respuesta de parte de la Dirección de Asentamientos Informales del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), Mas si conversamos con el actual representante del grupo vecinal, Erick De Gracia, dirigente de la Asociación de Residentes de Condado del Rey (ARCOREY), advierte que la desatención de las autoridades elevará la situación de “riesgo”.

“Hay grupos que han iniciado esta lucha desde el 2014, participé en tres reuniones en la Dirección de Asentamientos y de allí no ha surgido más nada, sino que el ministro Mario Etchelecu estaría preparándoles un terreno en Chivo-Chivo”.

Antecedentes

Desde el año 2005, advertencias sobre asentamientos informales detrás de los terrenos ubicados entre la Universidad Católica Santa María La Antigua y la avenida Condado del Rey vienen siendo difundida por distintos medios de comunicación.

Según uno de los primeros reportes difundido por el diario La Prensa, un grupo de invasores que fueron desalojados de los terrenos de Mocambo, decidieron tomar estos espacios para establecerse de forma irregular.

Se trataría de los terrenos que han sido asignados a la Caja de Ahorros, el Centro Regional Universitario de San Miguelito y a la Fundación Patronato del Cementerio de San Miguelito.

Ni tan precarios

Ahora, contando algunos con sistemas de aires acondicionados y televisión por cable, ha llevado a la comunidad de las residencias aledañas a temer que el desorden urbanístico y la inseguridad se apodere del sector.

Fidelio Ellington, residente del sector, expresó que entre las razones por las que se mantenía ocupando una de las viviendas “precarias”, es “para no perder una quincena de sueldo rentando una habitación”.

“Yo trabajo en la construcción y no puedo costear los precios de las actuales habitaciones de la ciudad y vivir fuera, no solo agota madrugar y soportar el tranque, es que lo que se ahorra de aquí se te va igual en pagar transporte”, explica.

Ellington es oriundo de Bocas del Toro y lleva cerca de dos años viviendo en la zona para estar más cerca de las fuentes de trabajo.

Alcaldía espera coordinar esfuerzos

El alcalde José Blandón declaró que ha tenido inconvenientes por lo complejo y delicado de la situación. “Tenemos que proceder con los lanzamientos, pero ha habido un problema con las notificaciones porque se nos exige que se informe persona por persona y eso es extremadamente complejo”, explica.

Una vez se cumpla con la primera etapa, el municipio deberá coordinar con la Policía Nacional para ejecutar el proceso de desalojo.

Por su parte, De Gracia asegura que, aunque los residentes solicitan el desalojo, exigen que se haga de una forma “digna”. La idea es que no vuelvan a quedar en la calle, que se les asegure un lugar a dónde ir. Muchos trabajan y tienen niños, son tan panameños como nosotros”.