Comunidad

Expansión urbana pone en riesgo a manglares y humedales de la costa del Pacífico

516
0

“Los manglares son ecosistemas costeros muy fructíferos por su aporte al ambiente y sus funciones ecológicas importantes, sobre todo para el ser humano, debido a que contribuyen a mejorar la calidad de vida en las poblaciones como recursos biológicos para el consumo (peces y mariscos), materia prima (madera) y protección contra desastres naturales como aguaje, mar de fondo, tormentas tropicales, entre otros.”

Texto y fotos: Juvenal Cubillán

Con charlas científicas y comunitarias, el Centro Regional Ramsar Para la Capacitación e Investigación sobre Humedales en el Hemisferio Occidental (CREHO), realizó un ciclo de conferencias sobre los manglares, destacando el aporte fundamental que éstos hacen a la economía y la protección de las ciudades y su importancia para el equilibrio ambiental y su urgente necesidad de protección y defensa para la conservación de la biodiversidad.

Durante dos días consecutivos se desarrollaron las charlas y conferencias.

Esta actividad contó con el apoyo y participación de la Fundación Ciudad del Saber, la secretaría Nacional de Ciencias, Tecnología e Innovación (SENACYT), el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) y la Sociedad Audubon de Panamá, entre otras instituciones.

Realidad contradictoria

En Panamá, los manglares de la costa pacífica se encuentran amenazados por el desarrollo urbano, la tala de bosques, los proyectos turísticos, el cambio de uso de suelos, expansión urbana y actividades productivas, y de allí la importancia de conocer sus beneficios muchas veces ignorados por la población ya que consideran que los manglares son sitios insalubres y de poca utilidad.

Diversas instituciones gubernamentales, ONGs, instituciones, organismo y voluntariado, trabajan para evitar que elementos como las aguas residuales y sedimentación, los desechos sólidos, la promoción del desarrollo urbano y la transformación de estos ecosistemas para otros fines, afecten a los manglares.

Panamá no es ajena a esta realidad. La expansión urbana está afectando a sus manglares, situación que contrasta con la realidad de poseer una de las biodiversidades más extraordinaria del hemisferio occidental y del planeta, ya que sus humedales reciben entre 1 a dos millones de aves migratorias cada año; sus aguas cálidas son hogar temporal para la reproducción de ballenas y tiburones, además de sus bosques tropicales, reservorios de muchas especies únicas en el mundo.

Libros referenciales

Este ciclo de charlas sirvió de marco para la presentación de los libros “Un futuro sostenible para los humedales de la Bahía de Panamá” y “Entorno Socio-ambiental y Calidad de Agua del Área Protegida Humedal Bahía de Panamá”, por parte del CIAM.

Entre los temas considerados en la programación destacan la observación de los manglares; los manglares y resiliencia urbana; los manglares y su relación con los tiburones; los manglares y el cambio global; el carbono azul en las áreas de manglares; y hongos y enfermedades en los manglares de Panamá.

Estos encuentros se realizaron el día martes 24, y continúan este miércoles 25 de julio en el Salón de Conferencias del Museo Plaza Mayor en Panamá Viejo; mientras que en la Sala de Visitantes de Panamá Viejo se inauguró la exhibición fotográfica “El Manglar, un Espacio para Todos”, organizada por Centro Regional para el Hemisferio Occidental (Ramsar CREHO), y que estará abierta al público hasta el 16 de septiembre de 2018.