Comunidad

Constructora y alcaldía renuevan plan de mitigación de inundaciones

243
0

Vía Argentina, Av. Aquilino de la Guardia, el área de parque Urracá, calles 67 y 74 de San Francisco, además de Condado del Rey, se han convertido en las zonas más críticas.

Mientras se hacía el recorrido, los comerciantes enviaron un comunicado por redes sociales, protestando una vez más por las consecuencias que les han dejado los trabajos en vía Argentina

Texto y fotos: Andreína Rodríguez González

Las obras de remodelación de vía Argentina recibieron este martes un nuevo operativo de inspección organizado por el departamento de Dirección de Planificación Urbana (DPU) del Municipio de Panamá y de la contratista CUSA.

Luego del torrencial aguacero del pasado sábado; la alcaldía inició otra evaluación del estatus de las obras para elaborar un nuevo plan de mitigación de riesgos.

“El punto que se inundó es el más bajo de la vía Argentina(…) La empresa (CUSA) se encargó el mismo domingo de hacer la limpieza de los drenajes y nos encontramos una tubería de arcilla desgastada y con raíces de ficus”, explicó José Isturaín, arquitecto encargado de la DPU.

Responsabilidades y respuestas

“No descartamos que las lluvias hayan arrastrado parte de la tierra hacia allí. Ese es el punto más bajo, donde se han dado otras inundaciones, y ahora ha aumentado el nivel”, advirtió Isturaín.

No obstante, ya la contratista y el despacho de Planificación adelantaron que en lo próximo iniciarán labores de intervención del sistema de drenaje de este tramo, que corresponde al cruce con la calle Gaspar Octavio Hernández, afectando a los restaurantes El Trapiche y la Panadería Los Venezolanos.

“Hemos llegado a unas conclusiones y vamos a hacer una limpieza. Se realizarán unas excavaciones en ese punto y lo más probable es que se cambie el sistema, porque lo que hay allí es una tubería de 12 pulgadas que ya está colapsada”, detalló.

“El nuevo sistema de drenajes aún no se encuentra operativo”, arquitecto José Isturaín, encargado de la Dirección de Planificación Urbana del Municipio de Panamá.

“Más que aceras”

En un recorrido liderado por Isturaín, se detalló el avance del proyecto que involucra la instalación de las nuevas tuberías de 24 pulgadas, lo que duplica la capacidad actual sistema, así como el soterramiento de las líneas de telecomunicaciones.

“Siempre y cuando no se requiera el espacio para la colocación de las nuevas líneas de agua y cableado eléctrico, en algunos puntos, podrían permanecer el sistema actual de drenajes, lo que significa que podría llegar a triplicarse el servicio de recolección de aguas una vez terminado el proyecto”, añadió.

Comerciantes se quejan de nuevo

Al  tiempo que las autoridades realizaron este recorrido por los trabajos de la vía Argentina, los comerciantes de la zona hacían público un comunicado en el que vuelven a quejarse del proyecto.

Estos empresarios indican que viven una ‘caótica situación’ desde hace un año, un mes y 10 días, que han estado enfrentando ruidos, emisiones de gases, falta de acceso a residencias y negocios, y obstáculos a la circulación peatonal.

‘Las desproporcionadas aceras, modificación de una plaza a parque, la eliminación de vías de accesos, han convulsionado la tranquilidad y la paz’, señala el comunicado que circularon los comerciantes de vía Argentina y El Cangrejo en redes sociales, el cual no está firmado por nadie.

Reunión con la comunidad

Con la ausencia de representantes del Ministerio de Obras Públicas y del Sistema Nacional de Protección Civil, el despacho municipal, en compañía de la empresa Saneamiento de Panamá, atendió a los afectados de distintos sectores de la capital.

Además de vía Argentina, la avenida Aquilino de la Guardia y la Ricardo J. Alfaro, se enfatizó la necesidad de gestionar con carácter de urgencia otros casos en la ciudad como la calle 67 de San Francisco, así como la vía Porras, calles 70 y 74, que han elevado la frecuencia de casos de anegaciones en los últimos años.

Asimismo, fue retomado el caso de Condado del Rey y El Dorado en Ancón, donde ya existe un compromiso de limpieza de drenaje e inicio de estudios hidrológicos para paliar la permanente anegación de la urbanización.