La Palabra por Miguel Angel Ciaurriz

El Belén de Semana Santa

414
0
COMPARTIR
Al finalizar cada misa, los padres explican a sus hijos, cada una de las escenas.

Por segundo año consecutivo, el ya popular “Belén de Semana Santa” ha sido montado en nuestro templo parroquial por la catequista Yolanda, para que nuestros niños vean, representados en las escenas que lo componen, los acontecimientos que tuvieron que ver con Jesús y que celebramos en los días de la Semana Mayor.

Al pie de cada estación, están los textos bíblicos donde se narra cada escena.

Desde la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, siendo aclamado por la gente que batía palmas a su paso, que celebramos el Domingo de Ramos, hasta su resurrección tres días después de morir en la cruz, este ingenioso y artístico montaje muestra los momentos vividos por Jesús de Nazaret en sus últimos días en este mundo, tal y como nos lo narran los evangelios.

Por segundo año consecutivo se ha hecho este maravilloso montaje en la Parroquia San Lucas.

A la escena del Domingo de Ramos le sigue la Última Cena en la que Jesús instituyó la eucaristía que nosotros recordamos cada día y cada domingo porque Él nos pidió que lo hiciéramos en su memoria y recurso.

La agonía de Jesús en el huerto.

La tercera escena reproduce la Agonía de Jesús en el Huerto, a donde se dirigió después de cenar con sus discípulos y anunciar que uno de los que cenaba con él, le iba a entregar a las autoridades que lo buscaban para matarlo.

La flagelación.

La flagelación que sufrió Jesús por orden, como nos dicen los evangelios, de Pilato, y cuando le colocaron sobre la cabeza la corona de espinas también están recogidas en otra de las escenas que queda bella y artísticamente descrita en este <<belén>>, que también podríamos llamar <<viacrucis>>.

Personajes como Simón de Cirene, a quien obligaron a ayudar a Jesús a llevar la Cruz y las mujeres de Jerusalén, también aparecen en la escena que nos muestra a Jesús camino del Calvario, y a punto de caer por el peso del madero.

Jesús en la Cruz.

Y no puede faltar María, la madre de Jesús, que lo acompaña al pie de la cruz, donde ya su hijo está clavado y con la señal del costado abierto por la lanza.

Cierra esta representación la Resurrección de Jesús, el día primero de la semana, mientras los soldados que custodiaban el lugar donde había sido colocado su cadáver aparecen dormidos.

La coronación de espinas.

Estas ocho escenas que tienen que ver con lo acontecido con la pasión, muerte y resurrección del Señor son de una belleza impresionante que todos en la parroquia San Lucas deben admirar en estos días. Especialmente idóneas para que los padres expliquen a sus hijos los acontecimientos que tuvieron que ver con Jesús y para cuya celebración y memoria nos estamos preparando en la cuaresma.