Vecino Destacado

Luís Alfaro: “La convivencia sufre en una ciudad dispersa”

964
0

Texto y fotos: Andreína Rodríguez González

Dejar la oficina al mediodía para almorzar en casa, finalizar la jornada con una caminata en el Harry Strunz y regresar una vez más para cambiar de atuendo y deleitarse con una película en Cines Alhambra, era la Bella Vista de los 70.

El otrora armónico centro de la ciudad ha venido desentonado su prodigioso ritmo de desarrollo urbano, teniendo como nota disonante la movilidad. Aun así, mantiene como as bajo la manga un gran potencial aún sin explotar: sus aceras.

“La ‘caminabilidad’ es la única política que garantiza la democratización de una ciudad”, opina Luís Alfaro, arquitecto y máster en paisajismo, cuya jovialidad no da cuenta de su considerable experiencia en urbanismo.

Desde su estudio ha desarrollado su perspectiva para múltiples proyectos residenciales en los últimos cinco años.

Experiencia destacada

Criado entre Obarrio y Paitilla, durante el surgimiento del “bum” inmobiliario de Ciudad de Panamá, Alfaro por vez primera experimenta cómo se desarrolla una ciudad de forma organizada en su estadía en Barcelona, España.

Aunque las comparaciones lleguen a ser odiosas, inevitablemente esta visita sirvió al urbanista panameño para cotejar ambas ciudades y descubrir también cómo atender las vulnerabilidades de su comunidad. “A mi regreso a Panamá llego directo a Bella Vista. Estoy plenamente convencido de que este barrio lo tiene todo para ser ejemplo en el país de un desarrollo compacto organizado”, asegura.

Debilidades

“Bella Vista ha sido víctima de la ‘mentalidad viajera’. Distribuida en largas distancias que priorizan al vehículo concediéndole más de un 90% de la superficie rodada que, además, solo utiliza un 35% de la población”, explica el arquitecto.

A raíz de esta distorsión, Alfaro entiende el surgimiento de una ciudad de distancias largas, sin contar con la usurpación y descuido de sus aceras como muestra de un menosprecio a la cultura peatonal.

“No solo se trata del porcentaje que ocupa el vehículo en la ciudad, es también la calidad del espacio: todos a nivel de calle, mientras que al peatón le construyes puentes o desarrollas transporte subterráneo”, recalca.

Convivencia afectada

La frialdad que genera la individualización del ciudadano que se desenvuelve en su vehículo particular, además de la hostilidad por largas horas de tráfico, habría diluido la interacción social, fundamental en la conformación de una comunidad.

Aislamiento, frustración, agotamiento serían malos consejeros para cualquier vecino, y si a eso se le suma los problemas por ruido, la tolerancia reduciría aún más su compás de aguante.

“Una ciudad sustentable es aquella que permite el desarrollo pleno de su comunidad, brindando espacios diversos e inclusivos para garantizar el desarrollo adecuado de una ciudad compacta”, comenta.

Pasos concretos

Entre las políticas que actualmente ejecuta la Alcaldía de Panamá, Alfaro destaca que, por primera vez, se haya desarrollado un Manual de Arborización.

“Esta herramienta, con la que no contaba durante mis años de estudio, es un gran avance para diseñar para la ciudad”, opina.

Diseñador de desarrollos inmobiliarios en Altos de María, senderos, parques, miradores, considera que marcar un gran hito en Bella Vista no se trata de cambios radicales ni políticas invasivas.

Contrario a la expectativa del común denominador, el disponer de una red continua de árboles será el ingrediente que seducirá naturalmente al ciudadano a caminar por sus calles.

“Generar una atmósfera agradable con una biodiversidad que aporte al paisajismo, a la vez que contribuye con la absorción de tóxicos, la infiltración del agua y como barrera acústica, reconducirá el desarrollo de Bella Vista hacia su sustentabilidad”.

Eterno bellavistino

Convencido de las posibilidades que conserva el corregimiento, Luís Alfaro regresó a Bella Vista “para quedarse”, comenta desde su estudio ubicado en un sesentoso edificio de la avenida Federico Boyd.

Activo tuitero y asesor comunitario, Luís Alfaro ha logrado destacarse como un vecino abocado a ofrecer una perspectiva optimista y soluciones prácticas en favor de nuestra comunidad.