Gente y Estilo

Propósitos para el 2018. ¡Este año sí!

438
0
COMPARTIR

Cuando inicia un nuevo año, todos desempolvamos la lista de propósitos con los cuales deseamos mejorar o cumplir algunas metas que han sido postergadas en el pasado. En la mayoría de las personas, las propuestas se repiten…escribe las tuyas y toma algunas ideas de aquí:

Cumplir las metas planteadas

Éste debería ser el principal objetivo a cumplir en la larga lista; pues ninguna meta se podrá alcanzar si no se aplica esta primera regla. Se debe ser firme y sobre todo plantearse propósitos que, aunque con esfuerzo, se puedan lograr.

Iniciar un régimen alimenticio saludable

Esta es la promesa que más se repite; y es que cuando inicia un nuevo año, entra el remordimiento de haber disfrutado todas las exquisiteces brindadas en las diferentes invitaciones recibidas durante el mes de diciembre, y llega la firme disposición de iniciar esa dieta que le ha funcionado a mucha gente y que promete adelgazar mágicamente en tres semanas. Lo importante es cambiar hábitos alimenticios para que el esfuerzo sea sostenible en el tiempo.

Aumentar la actividad física

Todos aprovechan las promociones que los gimnasios ofrecen a fin de año y cancelan varias mensualidades para garantizar que con la inversión hecha, no haya excusas de no ir al gimnasio. Enero es el mes en que los entrenadores tienen más demanda. La gente invierte también en renovar su colección de ropa deportiva para lucir actuales y llamativos modelitos, que los entusiasmen a practicar sus rutinas. Caminar al aire libre es también una excelente opción; pero para muchos, esta aventura dura hasta mediados de febrero, cuando disminuyen las filas para reservar una bicicleta de spinning, un buen lugar en la clase de zumba, o una máquina de cardio. El gimnasio vuelve a la normalidad y quedan los fieles socios de siempre. Aquellos que hicieron la promesa hace mucho tiempo, y aún la mantienen.

Disminuir el consumo de alcohol

Esta proposición generalmente la hacen los hombres. Se lo prometen  a sus parejas, a sus familiares, y el momento más impactante, es cuando lo hacen frente a sus amigos. Con copa en mano y en medio de una alegría excesiva producida por el mismo alcohol dicen, “esta es la última vez que bebo tanto”. El propósito se mantiene hasta la próxima ocasión especial “justificada”, que suele ser, un nuevo encuentro con las amistades.

Dejar de fumar

Cada vez son más los lugares públicos en los que se no puede fumar. Las autoridades sanitarias de cada país se esfuerzan en tratar de disminuir las posibilidades de que la gente continúe con este vicio. Sin embargo, al parecer el cigarrillo es un hábito que se multiplica sobre todo entre las nuevas generaciones, y los adultos, al ver que están dando mal ejemplo a sus hijos, hacen la promesa de dejar de fumar.

Ahorrar más, gastar menos…
Recortar gastos es otra de las promesas. Sin embargo, a partir de la segunda semana del año, todas las tiendas inician sus baratillos para ofrecer a precios muy atractivos lo que dejaron de vender, o sencillamente porque es el mes en que se supone, la gente ya no tiene suficiente dinero para gastar y los comercios intentan atraer clientes de alguna manera. Y viene la pregunta: ¿cómo perder semejantes oportunidades? Es allí cuando se inicia nuevamente el círculo vicioso.
Emprender un nuevo proyecto
“Este será mi año”. Con esta frase se intenta dar ánimo para iniciar ese proyecto que se ha postergado por largo tiempo: aprender otro idioma, tenis, paracaidismo, boxeo o cualquier otro antojo que durante mucho tiempo ha rondado la cabeza. También se inicia algún negocio y se trabajamos más intensamente para impresionar al jefe y obtener ese ascenso tan esperado.
Reencuentros familiares
En medio de los tragos y la nostalgia que produce el abrazo de fin de año -o unos días antes- en los que se suele contactar a los viejos amigos y familiares con los que no se ha compartido desde hace algún tiempo; viene la promesa de recuperar a esos compañeros de infancia con los que hubo buenos momentos.
Caminar hacia el altar
Después de años de compromiso, los hombres suelen prometerles a sus novias que éste sí será el año del matrimonio. Sin embargo, a más de una le han postergado el gran día porque falta algo. Como siempre, será trabajo de la señorita, ocuparse de los detalles para garantizar que la promesa sea cumplida.
En el caso de las solteras, también juran que encontrarán a su media naranja.
Aumentar la familia
Cada vez son más las mujeres que postergan su maternidad porque primero quieren realizarse profesionalmente. Con el pasar de los años, se va complicando el cuadro favorable para poder quedar embarazadas, y en muchos casos llega el momento de acudir a un especialista para poder lograrlo.  Lo importante es desearlo tanto, que no importando el momento, se pueda conseguir. Mientras menos estrés y planificación, suele ser más fácil 
Comprar la casa soñada
Este propósito depende mucho, de que a lo largo de la vida se haya cumplido con alguno de los anteriores: emprender un nuevo proyecto, destacarse en el trabajo, casarse, aumentar la familia y ahorrar. Estos serían los principales, sin embargo, hay quienes tienen más suerte, y desde muy temprano ya cuentan con la casa de sus sueños. Pero seguramente querrán una mejor, así que siempre estará una vez más, en su lista de propósitos de año nuevo.
COMPARTIR
Nervis Araujo
Directora editorial de Alpha Grupo Editorial, experta en medios de comunicación social, con una trayectoria de más de 20 años en periódicos, canales de televisión, revistas y en áreas de la comunicación corporativa.