Ancón News

En su 38° aniversario | Ancón consolida la autonomía panameña

601
0

El 1 de octubre de 1979 se crea oficialmente el corregimiento de Ancón con una superficie de 204.6 kilómetros cuadrados, compuesto hoy en día, en términos muy generales, por barriadas y urbanizaciones como Clayton, Cárdenas, Los Ríos, Albrook, Pedro Miguel, Miraflores, La Boca, Diablo, Corosal, Ancón, Balboa, Amador, Condado del Rey, Altos de Panamá, entre otras.

Con este decreto se ratifica la recuperación de un área fundamental y al mismo tiempo se reconfirma la soberanía, autonomía y autodeterminación de un país que se fundó en sus potencialidades futuras.

 El edificio sede de la Administración del Canal fue construido por instrucciones del coronel e ingeniero jefe de la obra interoceánica, George W. Goethals. Su diseño renacentista y forma lo hace objetivo ineludible para los turistas.
El edificio sede de la Administración del Canal fue construido por instrucciones del coronel e ingeniero jefe de la obra interoceánica, George W. Goethals. Su diseño renacentista y forma lo hace objetivo ineludible para los turistas.

Sus habitantes, en su mayoría clase media y media alta, muchos de ellos extranjeros, se han adaptado a una forma de vida que no se parece en nada a la de otras áreas del país y en los últimos años han coexistido, asumiendo posiciones muchas veces encontradas, con el desarrollo urbanístico comercial y residencial que experimenta el corregimiento.

Intensa actividad económica

Ancón aún guarda un marcado estilo urbanístico y arquitectónico estadounidense, a pesar de las torres residenciales hoy despuntan en su geografía. En lo comercial también ha experimentado un acelerado crecimiento, el cual tiene como máximo referente al centro comercial Albrook Mall, que sigue siendo el más grande de Panamá. Así han nacido otras plazas cuya ocupación apenas está en proceso.

3 ANCON
El ferrocarril marcó una etapa importante en la vida y destinos de estos poblados que hoy conforman el corregimiento de Ancón.

Las operaciones del Puerto de Balboa, el ferrocarril, el aeropuerto “Marcos A. Gelabert”; la dinámica de la Ciudad del Saber, sus reconocidos centros educativos, la presencia de sedes administrativas de organismos trasnacionales, empresas internacionales, una incesante actividad cultural, turística y recreativa, han convertido a este joven corregimiento en una referencia especial para el resto de país y le han dado una importante proyección hacia el exterior.

Progresos y desafíos

 Sus principales poblados, estructuras y edificios aún muestran su reciente historia, bases militares que hoy son residencias y comercios, barracas que hoy son colegios y universidades, monumentos que viven de cita en cita con los turistas, y una semblanza que cuenta una historia de avance y progreso, de héroes y villanos, de mártires que dan fe del amor que siente el panameño por si patria y el compromiso que lo impulsa a forjar su futuro.

Un terreno fértil que también ha cultivado espacios propicios para el ámbito académico, cultural, técnico y científico. Es así como se despliegan en sus áreas la Ciudad del Saber, el Museo de Arte Contemporáneo y el Biomuseo, entre otros.

 Dedicado a la preservación de sus espacios verdes, principal pulmón de Ciudad de Panamá, batalla entre el desarrollo de sus infraestructuras públicas y el acelerado crecimiento inmobiliario capitalino, siendo de los sectores residenciales más privilegiados.

Estos senderos hoy urbanizados fueron caminos que dieron a Panamá un rol histórico en el continente.
Estos senderos hoy urbanizados fueron caminos que dieron a Panamá un rol histórico en el continente.

Texto: Carlos Canelones/Andreína Rodríguez