Amamantar al bebé es dar vida y amor

124
0
COMPARTIR

Estudios actuales señalan que cada 22 segundos fallece un recién nacido,  debido a la falta de lactancia materna; 1.4 millones de muertes infantiles podrían evitarse.

La lactancia materna trae consigo enormes beneficios para el bebé, pues si se da por más de cuatro meses,  las posibilidades de que contraiga neumonía disminuyen en un 72%, las incidencias de diarreas en un 64% y las de contraer diabetes mellitus en un 40%.
Como ve, la alimentación de pecho en el recién nacido,  tiene un impacto trascendental en la incidencia de enfermedades agudas, y, a largo plazo, protección contra enfermedades metabólicas tanto como en neoplasias.

Hermes Pimentel, médico pediatra del Centro Médico Paitilla, indica que la producción de leche materna se logra de forma muy sencilla: sigue la  ley de la oferta y la demanda, esto significa que cuánto más demande el bebé, más leche producirá la madre para él. “Por este motivo es que se recomienda que la lactancia materna se dé siempre por  demanda.

Asimismo, explicó que las insuficiencias reales en la producción de leche son pocas y, en la mayor parte de los casos, la preocupación de las madres carece de fundamento. Por tanto, antes de alarmarse, compruebe que el bebé esté lleno y no tiene apetito, pues  recibe la cantidad de leche que necesita.

Sin embargo,  el experto mencionó que, en caso de que tenga poca leche, puede ser por las siguientes  causas:

  • Falta de estimulación del pecho.Si no se da el pecho de forma frecuente, a causa de dolor en los pezones, estrés o indisposiciones de la mamá, la producción de leche disminuye.
  • También puede suceder que la mamá tenga suficiente leche; peroel bebé no se pega bien al pecho y no recibe la cantidad de leche que necesita. En este caso, el secreto para mejorar la alimentación del pequeño, está en conseguir que el bebé se pegue bien al pecho.

El pediatra explicó que si  la madre produce  menos leche de la que su hijo necesita, puede actuar de la siguiente manera:

– Estimular el pecho. La succión del pequeño o la utilización del sacaleches son la mejor manera de aumentar la producción de leche.

– Alimentar  al bebé a demanda.  Ponerlo al pecho cuando quiera y durante todo el tiempo que quiera. Darle sólo leche ​materna y  seguir una comida saludable.
– Buscar la mejor posición para dar el pecho y, cuando el pequeño esté succionando, comprime el pecho con las manos, con el fin de aumentar el flujo de leche. Cuando creas que la leche llega en la cantidad adecuada, cambia de pecho y continúa hasta que el bebé ya esté saciado.

Cabe destacar, que cada niño sigue su propio ritmo y algunos tienen apetito cada 2 horas, y otros harán tomas sin intervalos fijos.

Además,  hay bebés que vacían el pecho en 5-10 minutos, y otros que necesitan mucho más tiempo. Por lo tanto, es imposible cuantificar la cantidad succionada por amamantamiento. Así, durante las primeras semanas, el bebé debería hacer unas 8-10 tomas en 24 horas.

COMPARTIR
Directora editorial de Alpha Grupo Editorial, experta en medios de comunicación social, con una trayectoria de más de 20 años en periódicos, canales de televisión, revistas y en áreas de la comunicación corporativa.