Bella Vista News

Los vecinos saben qué le regalarían a Bella Vista en su 87 aniversario

252
0
COMPARTIR

Fundada el 12 de junio de 1930 mediante el Decreto alcaldicio No. 12 de Abel De La Lastra, mandatario capitalino de aquel entonces, dio vida propia a una barriada residencial neocolonial de una clase alta extendida desde San Felipe.

Andreína Rodríguez González

Publicidad

En torno al surgimiento de su nombre siguen rondando un sinfín de historias. De heredarla de la principal promotora que llegó a sus terrenos, a rendirle honor a la evidente belleza de sus panoramas. La riqueza de sus múltiples paisajes y ambientes variopintos que van desde la clásica casa pre independentista hasta el más moderno de sus rascacielos, emblemas mundiales de la vanguardia comercial del país. A sus 87 años, estas cualidades siguen presentes, las mismas que le   valieron el apelativo de “la cara bonita de Panamá”, lema acuñado por Omaira “Mayín” Correa en 1978, durante su mandato en el corregimiento y que se ha mantenido por esmero de sus vecinos a través de los siguientes gobiernos.

Bella Vista está conformada por 10 barriadas: La Cresta, Campo Alegre, El Carmen, Pasadena, Herbruger, Linares, ObarrioEl Cangrejo, San Gabriel y Marbella.

Tras 20 años de cambio de usos de suelo por lote, se dio el fenómeno de crecimiento desorganizado y dispar. Donde solía haber viviendas residenciales se comenzaron a erigir enormes edificios y se otorgaron permisos para uso comercial sin llegar a tocarse nunca las infraestructuras del corregimiento, como en el caso de calle Uruguay y vía Argentina.

S65A8171

La renovada

Proyectada hacia la “peatonabilidad”, Bella Vista es conducida desde la municipalidad a través de un plan integral de reestructuración en la que puedan coexistir armónicamente sus diferentes ambientes.

“Cuando yo entré a la Junta Comunal, Bella Vista ya había comenzado con un crecimiento desordenado. Alcaldes postergaron lo que era la planificación urbana de la ciudad en general y nuestros barrios fueron de los que sufrieron enormemente los cambios”, reseña Ricardo Domínguez, representante del corregimiento.

La celebración

Iniciando el día con una misa en el Santuario Nacional, la Junta Comunal continuará con la tradicional entrega de canastillas en la maternidad de la Caja de Seguro Social. Habrá conciertos, amenidades y ferias artesanales entre los parques Harry Strunz y  Andrés Bello.

Ricardo Domínguez, representante del corregimiento de Bella Vista

El edil agradece el respaldo a pesar de las discrepancias. “El trato con los vecinos ha sido bueno, por eso nos reeligieron. El que más consulta, menos se equivoca, por eso tratamos de que en los proyectos siempre estén presentes los vecinos, de que participen. Hay que respetar las divergencias, aunque algunas aparentan más tendencia política que resolución de los problemas cotidianos de la comunidad”, sostiene.

La comunidad

Así como sus espacios, los bellavistinos muestran una rica diversidad; desde los oficinistas, hasta las amas de casas; los banqueros, deportistas y cocineros. Todos, partiendo de la tradicional familia panameña, tanto chicos como abuelos, viven su propia versión del vecindario:

Doreida Herrera, comerciante: “Amo este corregimiento. No sé si sea por la comunidad, su tradicional rutina familiar, pero la disfruto muchísimo. Para su aniversario le regalaría calles asfaltadas, mayor seguridad para disfrutarla con tranquilidad, más estacionamientos y fiscalizar sus espacios peatonales”.

Doreida Herrera

Diego Chávez, administrador: “Me encantaría ver a Bella Vista con mejores señalizaciones para que podamos entendernos entre vecinos, seamos peatones, conductores o comerciantes. Cuando las reglas están claras, mejor convivencia tendremos”.

Diego Chávez

Rubiel de León, entrenador físico: “Qué mejor regalo que las nuevas áreas peatonales, ya lo que queda es de parte de cada uno de nosotros preservarlas y que exista presencia continua de fiscales para asegurarse que las normas se cumplan”.

Rubiel de León

Verónica Quintero, vendedora: “Bella Vista merece que hagamos honor a su nombre embelleciéndola más con árboles y jardines. También merecemos sus vecinos proponer mejores estrategias para solventar el tráfico. Eso ofrecería una mejor calidad de vida”.

Verónica Quintero

Francisco Ramírez, sociólogo: “Bella Vista merece que le regalemos un plan de ordenamiento especializado, enfocado en sus propias fortalezas y necesidades, acompañado de una campaña de educación vial y formación ciudadana para preservar sus espacios públicos y mejorar la convivencia, parte primordial del desarrollo de su comunidad como promotores de su mantenimiento”.

Francisco Ramírez

El legado

De culminarse los planes previstos por su actual administración, Bella Vista pasará a contar con al menos cuatro nuevos bulevares: vía España, vía Argentina, calle Uruguay y el venidero proyecto de revitalización de la avenida Nicanor de Obarrio, también conocida como Calle 50. A estos se le suman la remodelación de sus tres parques principales: Urracá, Andrés Bello y en lo próximo, el Harry Strunz. Obras que pretenden crear ambiente de encuentro social. Elemento fundamental donde germina el sentido de pertenencia, indispensable para el fortalecimiento de la comunidad.

Retos

El desarrollo dispar de sus espacios ha acarreado situaciones discrepantes entre los bellavistinos, lo que ha hecho ardua la labor de toma de decisiones que favorezcan, si no a todos, al menos a la gran mayoría. Proyectos como los estacionamientos soterrados bajo el parque Andrés Bello fueron descartados por la misma colectividad. Actualmente un número similar de residentes exigen a las autoridades ofrecer opciones para parqueo de vehículos. Los típicos conflictos que se esperan de una comunidad que se erigió sin concertar un plan general y la resistencia que se vive en todo proceso de cambio.

“Hacemos lo que nunca se había hecho antes: aprovechar para planificar y hacerlo todo en una sola licitación y bajo un solo esquema de trabajo coherente: drenajes, soterrado de cables, pluviales, iluminación y, por supuesto las aceras. Ya no solo hacía falta el soterrado sino todos los servicios porque en calle donde antes habitaban 200 personas, ahora viven mil con las mismas infraestructuras de hace 50 años”, destaca Domínguez.

Y es que además la culminación de la Línea 2 del Metro de Panamá que tendrá una estación en la avenida Manuel Espinosa Batista, redundará en prestar más facilidades a la movilidad de la ciudadanía sin requerir del vehículo particular.

Es así como Bella Vista convive bajo continuos desafíos: desde la recuperación de espacios públicos y la adaptación de los servicios básicos, hasta orquestar de la mejor manera posible el desarrollo de la inversión comercial e inmobiliaria. La cara bonita de Panamá, sigue siendo atractiva, cálida y placentera a los ojos de los visitantes del centro de la ciudad. Parques, museos, centros de culto, plazas comerciales, universidades, y la principal área bancaria de la nación, conforman el gran abanico de opciones que circundan esta tradicional barriada residencial en el corazón de la capital del país.

COMPARTIR
Nervis Araujo

Directora editorial de Alpha Grupo Editorial, experta en medios de comunicación social, con una trayectoria de más de 20 años en periódicos, canales de televisión, revistas y en áreas de la comunicación corporativa.