¡Feliz Día del Trabajo!

548
0
COMPARTIR
Foto: Cortesía

 

El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras.

Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Estos sindicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidospor su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. A partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo.

El trabajador de hoy apuesta por la tecnología y la seguridad

La información es uno de los recursos más importantes en una empresa. Es por esto que es necesario que todos los integrantes de una compañía estén al tanto de las distintas medidas de prevención y sean conscientes de evitar todo tipo de incidentes que puedan llegar a alterar la seguridad de la empresa. El Laboratorio de Investigación de ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, enseña a los colaboradores a cuidar la seguridad de la información en las distintas organizaciones.

A continuación, ESET indica cuáles son los buenos hábitos que ayudarán a los empleados a protegerse de correos electrónicos engañosos, sitios webs sospechosos y aplicaciones maliciosas:

1. Conocer y respetar las políticas de seguridad de la empresa.

2. Bloquear la sesión de la computadora cuando se abandona el puesto de trabajo. Esta regla también se puede aplicar a los dispositivos móviles especialmente si almacenan información sensible de la compañía.

3. Utilizar contraseñas fuertes. Un gestor de contraseñas ayudará a generar claves robustas para proteger y cifrar los datos.

4. Proteger los dispositivos con una solución de seguridad. Las buenas prácticas no son suficientes si no van acompañadas de una solución de seguridad que mantenga protegido al equipo.

5. Evitar ingresar a sitios dudosos. Al no ingresar en estos sitios, se previene el acceso a páginas web que posean amenazas capaces de infectar los dispositivos.

6. Implementar tecnologías de seguridad. Se recomienda conectarse únicamente a redes WiFi conocidas o utilizar tecnologías de seguridad como VPN en caso de acceder a redes inalámbricas públicas.

Proteger la información confidencial de la organización, es también proteger el negocio. Tanto la utilización de las tecnologías para la seguridad, como la educación de los colaboradores acerca de las amenazas y técnicas de protección, ayudan a asegurar la continuidad del negocio.

“Según el ESET Security Report 2015, la “Infección por malware”, los casos de “Phishing” y el “Fraude interno/externo” fueron los incidentes de seguridad que más padecieron las empresas latinoamericanas durante el año pasado. Estas preocupaciones se han vuelto cada vez más comunes y es importante estar atentos y contar con una estructura fuerte de prevención frente a las amenazas informáticas. Capacitar a los colaboradores sobre los posibles riesgos que se enfrentan y los distintos métodos de prevención es fundamental.” aseguró Pablo Ramos, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

COMPARTIR
Somos el medio de comunicación gratuito de San Francisco, Bella Vista y Costa del Este ☎203-0770 [email protected] 📩 [email protected]