Comunidad

Aprobado por la comunidad cambio de uso de suelo para construir templo

1879
0
COMPARTIR

Texto y fotos: Andreína Rodríguez

El Templo Nuestra Señora de Guadalupe será el más grande de Centroamérica y Sur América. Es muy posible que reciba al Papa Francisco en el 2019

La tarde de este domingo 7 de mayo se celebró una nueva consulta ciudadana para el desarrollo del proyecto del templo en la iglesia La Guadalupe de calle 50.

Posterior a la eucaristía, celebrada con efusivas palabras del Padre Manuel, la dirección de proyectos de la municipalidad y la Junta Comunal de San Francisco presidieron la consulta ciudadana para la unificación de terrenos pertenecientes a la iglesia desde hace más de 50 años, pero que uno de ellos aún mantiene la nomenclatura residencial de baja densidad, impidiendo que se iniciara la solicitud de permisos para su construcción.
Durante la sesión de preguntas y respuestas, el arquitecto diseñador del nuevo santuario negó que se pretendiera dar celeridad como motivo para realizar la consulta y no aguardar a la culminación del Plan Parcial de Ordenamiento Territorial para San Francisco. “Este proyecto lleva décadas esperando su ejecución. ¿De cuál celeridad estamos hablando?”, respondió Mallol, añadiendo que de igual manera se llevará al estudio el diseño para ser incorporado al marco normativo que está gestando la alcaldía.
20170507_130321
Así mismo coincidió el representante del corregimiento, Carlos Pérez Herrera, quien apoyó la consulta de acuerdo al Artículo 4 y 5 del Acuerdo 137 del Consejo Municipal, que permite el cambio de uso de suelos por solicitud ciudadana “además de que la excepción se aplica por ser para uso público, como lo es nuestra iglesia, lo que además beneficiaría el tránsito aledaño a Calle 50. A parte de que no se construirá una torre de 50 pisos ni un nuevo restaurante nocturno”, agregó Pérez Herrera, quien presidió la consulta junto al arquitecto Mallol, siendo el primero en votar a su favor.

La ejecución del nuevo diseño que involucra la extensión del recinto mariano, ha creado una disyuntiva, ya que el terreno que requiere para su extensión, a pesar de pertenecer a la iglesia, aún posee categoría residencial de baja densidad.

20170507_132230

Esta situación ha creado una disyuntiva en la comunidad, pese a los beneficios que traería a feligreses y transeúntes la disposición de un nuevo edificio con 216 estacionamientos y la ampliación de aceras. Ocurre que para el inicio de obras este templo guadalupano debería unificar ambos terrenos bajo la categoría institucional urbano (SIU), siguiendo el artículo 26 de la Ley 6 que exige a promotores realizar un plan que incluya todo el territorio en el que está insertado el proyecto.

“Necesario”

Por su parte, Mildred Domínguez de Márquez opinó que más que favorecer el tránsito y despejar las aceras de vehículos aparcados sobre ellas. “No se trata  simplemente de agrandar la iglesia, sino de dar cabida a más creyentes que deseen sumarse. Hoy en día vivimos momentos en los que necesitamos un lugar para encontrarnos y fortalecer nuestra fe”, comentó.

Y es que este recinto de culto parece ya no darse abasto, visto su entrada principal y puertas laterales congestionadas de visitantes. En cada misa, mucha gente queda de pie.

En contra

“Somos creyentes, pero también respetuosos de las normas. No podemos romper con las reglas sea por el motivo que fuere. Para eso hay mecanismos legales y de entendimiento donde podemos resolver nuestras discrepancias sin que nos afectemos como vecinos”, comentó Tomás Paredes, destacando además la no aprobación de cambios de zonificación por lote entre los mayores logros de la administración del alcalde José Blandón en favor del orden urbano.

Aunque el Acuerdo Municipal 137 del 22 de septiembre de 2015, en su artículo 4 pareciera ofrecer una opción exceptuando obras de este tipo, de igual forma esta ordenanza se encuentra supeditada por los artículos 3 y 5, lo que la convertiría en ilegítima cualquier decisión que la contraindique.

Hay una opción más

El Plan Parcial de Ordenamiento Territorial para el Corregimiento de San Francisco ofrece un mecanismo de diseño del nuevo marco normativo que podría contemplar esta solicitud para hacer viable la unificación de ambos terrenos una vez aprobado el estudio.

20142-media

COMPARTIR
Nervis Araujo

Directora editorial de Alpha Grupo Editorial, experta en medios de comunicación social, con una trayectoria de más de 20 años en periódicos, canales de televisión, revistas y en áreas de la comunicación corporativa.