El Valle de Antón, para descubrir y descansar

1006
0
COMPARTIR

El reloj indica con certeza la 1 de la tarde pero un viento suave, muy fresco, se cuela por entre las montañas, refrescando el rostro, agrandando la dicha y dejando atrás el vehemente calor de la ciudad, a una distancia que no supera los 200 kilómetros.

Al llegar al Valle de Antón, el verde y azul protagonizan el paisaje. Las montañas y el cielo parece que siempre están de acuerdo para agradar al que llega. Allí todo está cerca y un fin de semana basta para descansar y descubrir. Es un pequeño santuario que resguarda inmensos tesoros: historia, leyendas, sitios genuinos, ríos, museos, fiestas y lugares para relajarse, para reencontrarse.

Artesanía y leyenda

La primera parada debe hacerla en el mercado artesanal, donde va a encontrar toda clase de productos locales, como estatuillas de piedra de jabón, tejidos, hamacas, pulseras hechas a mano; mesitas de madera, sombreros, cestas y por supuesto, las ranitas doradas, símbolo de El Valle de Antón. También hay frutas y legumbres muy frescas. Llegar a este espacio lleno de color le permitirá comprender más sus costumbres, acercarse a sus pobladores y a los visitantes, mientras compra alguna hermosa pieza y prueba un rico dulce típico.

Este mercado artesanal está en la zona más poblada del valle de Antón y desde allí se logra también la mejor vista hacia la India Dormida, una montaña que sobresale entre los cerros aledaños y que se asemeja a la silueta de una mujer acostada. Su nombre responde a una leyenda sobre una doncella indígena y su amor prohibido.

Calientito

Las aguas termales deben estar en su periplo. Es un centro recreacional, donde llegan aguas de la caldera del valle, y son depositadas en una piscina. A éstas se le atribuyen propiedades curativas para algunas enfermedades y son alivio para cualquier dolencia. También hay un estanque de lodo, el pozo de los deseos, chorros y un área para gente discapacitada. Cuando vaya, pídale al guía que lo lleve a conocer la tierra que se mueve cuando alguien brinca. Es algo único y muy curioso. Aproveche su visita al centro termal de  El Valle de Antón para comprar barro para su rostro. Los beneficios son grandes y el precio muy pequeño.

Rareza

En El Valle de Antón también  encontramos unos  árboles cuadrados, bueno no son tan cuadrados como creíamos, pero sí muy extraños y bien particulares. Para que ustedes también los conozcan deben llegar hasta el Hotel Campestre, que bien vale la pena conocer, y después caminar unos minutos por un sendero dentro de un bosque.

Expresión del pasado

Visite también el Museo Arqueológico, fundado el 3 de febrero de 1992, donde se resguardan piezas del arte precolombino y  religioso, que están en la sala de etnología de los siglos IX y XX. Está además la sección de cerámica, la del arte pictórico y la  de geología. Hay  obras de material lítico, glíptica y en cerámicas. Entre las piezas más valiosas están los petroglifos, las más perfectas y numerosas de Panamá.

Justo al lado de este museo está una hermosa iglesia de dos torres que contrastan con la altura de las verdes montañas, las cuales son su marco decorativo. Se trata de la iglesia San José, otro de los atractivos de El Valle de Antón; de color blanco, sencilla y bonita; rodeada de unos hermosos jardines.

¿Cómo llegar?

Está a menos de dos horas de la ciudad. Puede tomar la salida por el puente de Las Américas o por el Centenario, seguido por la carretera Panamericana. Varias señales le indicarán “El Valle”. Tome a la derecha donde las flechas le indiquen. Siga la calle en curva hacia la montaña. Por bus: Desde la terminal de buses en el centro comercial de Albrook, busque la ventana de venta de boletos para El Valle de Antón. (Tenga cuidado: hay otra ventanilla que vende boletos para Antón…¡esos no llegan al valle!) El primer bus sale de la ciudad de Panamá, alrededor de las 7:00 am y el último a las 4:00pm. Los precios no superan los 5$.

Para hospedarse

En el Valle de Antón hay buenos lugares para alojarse pero sin duda el más grande y reconocido es Los Mandarinos Boutique, Spa y Hotel, un paraíso para el descanso y la tranquilidad,  un lugar idílico para pasar unos días en familia o en pareja.

Hay una enorme piscina, jacuzzis, spa, un salón de video juegos. Sus habitaciones son maravillosas. También hay restaurantes,  pub bar y una salita muy acogedora con internet. Desde este hotel son organizados senderismos de montaña hacia el monumento natural Cerro Gaital, así como viajes a la playa y paseos a caballo. Los precios son variados e incluyen desayuno, circuito termal y acceso a todas las áreas.

Hay 6 habitaciones tipo suites, muy espaciosas, con dos camas dobles o una matrimonial; balcón privado con vista a la montaña, “kitchenette” y sala de estar y tiene opción de conexión con una habitación Superior, sujeta a disponibilidad.  También 9 habitaciones Honeymoon, con cama king. De éstas, 8 tienen jacuzzi privado  y preciosas vistas hacia las montañas.

Habitaciones Deluxe son 29 en total, que abren hacia la piscina, con vista a la montaña. Cuentan con dos camas Queen o una matrimonial y baños de mármol. Este hermoso hotel también ofrece 4 tipo Superior, dotadas de dos camas dobles, dos sencillas o una matrimonial, y una encantadora terracita con sillas y ocho, tipo estándar.

Le recomendamos tomar el plan de dos días y una noche con gira para dos, que ofrece variadas opciones, como: excursión cultural por El Valle de Antón; el Cráter Tour; senderismo a la India Dormida; hacia el Monumento Natural Cerro Gaital o paseo de dos horas a caballo.

Para mayor información y reservas:


Teléfonos:

Hotel (507) 983-6645(507) 983-6645
Celular (+507) 6808-2743(+507) 6808-2743
USA: 1888-281-8413 e-mail: [email protected] [email protected]. www.losmandarinos.com

 

 

FUENTETexto y fotos: Nervis Araujo Rincón
COMPARTIR
Directora editorial de Alpha Grupo Editorial, experta en medios de comunicación social, con una trayectoria de más de 20 años en periódicos, canales de televisión, revistas y en áreas de la comunicación corporativa.