Comunidad

Un día para siempre regaló el Canal de Panamá

854
0

 

Un día mágico prometió dar el Canal de Panamá en su centro de visitantes de Miraflores este sábado 15 de agosto para celebrar los 101 años de esta maravilla que une a más de 160 naciones a través de un océano y un mar.

Y así fue. Al final de las esbeltas y altas escaleras, todo resultó verdaderamente mágico: entrada gratis para nacionales y extranjeros; un pequeño detalle de bienvenida, música típica en vivo,  colando por todos los espacios el sabroso sonido del acordeón; y dulces para todos como símbolo de la ineludible celebración.

Al pie de la esclusas, los ritmos antillanos hacían mover los cuerpos, activar los flashes y encender las cámaras de video para guardar por siempre los colores y sonidos del calypso.

Un barco se acerca y no queda espacio posible para asomar la insaciable curiosidad por ver una vez más cómo cruza el coloso por ese estrecho de agua e ingenio. La cantidad de gente es más espesa de lo esperado cotidianamente y así comienza la aventura de subir y bajar escaleras hasta encontrar una rendija por donde pueda pasar el lente de la cámara y el orgullo infinito.

Culmina su paso y una amable voz anuncia por el parlante que en 15 minutos será proyectado un video en español. Fueron 10 minutos también mágicos por la manera cómo resumen en tan poco tiempo una historia tan larga e impactante, tanto como la producción de esta pieza audiovisual. Allí hubo sorteos y regalos al final de la proyección.

Luego, el paso obligado por la tienda de suvenires y por las diferentes salas donde también es relatada su construcción, evolución y donde los visitantes pueden ver un simulador de un barco cruzando el canal a través de las esclusas, así como el itinerario de las naves. En cada sala había una suerte de actores representando a algunos personajes destacados del tiempo de la construcción.

Sí, fue un día mágico para todos…¡felicidades Canal de Panamá, felicidades canaleros!