Cultura

Luis Troetsch: “El arte no tiene estratos sociales”

1467
0
Foto: Kisaí Mendoza Meléndez

Decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Panamá desde 2011, pianista profesional y docente por más de dos décadas, Luis Troetsch es una persona a quien vale la pena escuchar, bien sea por sus conocimientos en música o cuando está interpretando en el piano alguna de las piezas que compone.

Troetsch conversó sobre su rol, logros y principales retos como decano en la escuela que está próxima a cumplir 24 años de fundada y ubicada desde el 2000, luego de la reversión de las áreas del canal, en el Domo de Curundú.

La Facultad de Bellas Artes está dividida en cuatro áreas principales: Artes visuales y escultura, teatro, danza y música. Para 2015 matriculó a más de ochocientos nuevos estudiantes, lo que representa un aumento de casi el 30% comparado con el año en que comenzó la administración del también antiguo director de la Escuela de Música.

¿Cuáles han sido los avances que ha vivido la Facultad de Bellas Artes durante su gerencia?

Hemos avanzado en varios puntos, uno de esos ha sido la actualización paulatina de los programas y currículos de estudios de todas las carreras, lo que ha permitido el crecimiento del nivel de nuestros egresados. En ese sentido también hemos contratado a docentes internacionales en áreas específicas en las cuales en Panamá no existían tutores. Otro paso adelante ha sido la creación de dos maestrías que a mediano plazo aumentará el número de profesores nacionales calificados. Por otra parte, nació el Coro, la Banda Sinfónica Universitaria y también reformamos la Orquesta Sinfónica.

¿Y en cuanto a infraestructura?

Se han creado nuevos centros regionales y extensiones de la facultad en el interior del país, por ejemplo, los de Penonomé, Colón y Agua Dulce. Se adecuó el salón de danza, hubo acondicionamientos en los auditorios de la facultad y el de teatro, reformas en el laboratorio de piano y entre otras cosas se construyó un nuevo cubículo para el departamento de admisión. Todo esto se costea con partidas extras solicitadas a la administración central, pues nuestro presupuesto anual es de apenas un millón y medio de balboas con lo que debemos pagar el salario de 100 docentes y 30 funcionarios administrativos.

 ¿Cómo se vincula la Facultad con las comunidades?

De muchas maneras, una de ellas ha sido directa gracias a la implementación del Servicio Social de 120 horas. Para la selección de los proyectos se toman en cuenta a las comunidades, sobre todo sectores y grupos sensibles, como los niños o zonas populares. Generalmente los estudiantes realizan actividades educativas y lúdicas, talleres, ofrecen funciones y más. La Facultad de Bellas Artes tiene algo especial, y es que los jóvenes ingresan no por amor al dinero, sino porque están buscando hacer lo que les gusta y entienden que el arte no tiene estrato social.

¿Tienen alguna agenda de actividades abiertas al público?

Sí, ofrecemos clases maestras, seminarios y talleres con acceso libre para todas las personas interesadas dentro y fuera de la facultad. También organizamos conciertos gratuitos de orquestas e invitados internacionales.

¿Cuáles son los proyectos para el 2016?

Para este año se culmina la Escuela de Orfebrería y para el próximo se creará el Taller de Fundición de Bronce. Está en proyecto la creación de un teatro en el campus y por último la ampliación de la Facultad misma. Fuera de Panamá se construirá un departamento de música en el Centro Regional de Bocas del Toro, que se suma a las que ya existen en Los Santos, Veraguas y Colón.

En Panamá para los artistas hay bastante trabajo, por eso estamos enfocados en brindar herramientas de formación de calidad, para que los jóvenes cumplan sus sueños de hacer lo que les gusta y poder vivir de eso.