San Francisco News

En Punta Pacífica convergen ventajas y reveses del modernismo

Punta Pacífica fue planificado para residencias y su diseño incluía áreas verdes, amplias caminerías, parques y unidades de vivienda para 327 familias. Hoy residen solo en la península, más de 2500, y en tierra firme otras 2000 junto a modernos centros comerciales y torres empresariales

1883
0

Punta Pacífica es un barrio nuevo, quizá uno de los más jóvenes de la ciudad, construido hace menos de una década durante el mandato de Mireya Moscoso. Es un espacio exclusivo donde el metro cuadrado cuesta entre 2500 y 3000 balboas, bañado por la tranquilidad del mar y el sol brillante del atardecer panameño.

Fue planificado para residencias y su diseño incluía áreas verdes, amplias caminerías, parques y unidades de vivienda para 327 familias. Hoy residen solo en la península, más de 2500, y en tierra firme otras 2000 junto a modernos centros comerciales y torres empresariales.

En sus apartamentos viven familias panameñas y extranjeras de clase alta que buscan vivir entre el disfrute de la ciudad y la paz del océano Pacífico, también empresarios y profesionales sobre todo de la comunidad judía.

Hermosa panorámica de Punta Pacífica y la bahía.

Lo mejor de la zona

La Asociación de Propietarios y Residentes de Punta Pacífica, formada hace 5 años, se ha encargado de mantener y mejorar las calles y espacios públicos de la península.

La administración cuenta con servicio de mantenimiento propio. Las hormiguitas, como las llaman, limpian las amplias aceras y caminerías a diario, lo que motiva a jóvenes, madres y personas de la tercera edad a pasear y ejercitarse al aire libre, sobre todo durante horas de la tarde, cuando el calor del sol es suave y discreto. Además se han instalado varias rampas para facilitar la movilidad de personas con discapacidad y coches para bebés.

Los jóvenes suelen reunirse para conversar en las isletas con bancas bajo la sombra de algunos árboles en la calle y también en las áreas sociales de Plaza Pacífica.

En cuanto a seguridad, aunque los vecinos agradecen la frecuente presencia de la Policía Nacional, cada residencia contrata su empresa privada de vigilancia. En este sentido, es un barrio tranquilo, donde son poco comunes las denuncias de arrebatos o robos.

Focos empresariales

El gran atractivo comercial de Punta Pacífica es el Multiplaza Pacific Mall, con más de 300 locales comerciales, un hotel 5 estrellas, 2 mil puestos de estacionamiento, cines, bancos y feria de comida.

Trump Ocean Club es una de la maravillas arquitectónicas de Panamá

A este se suma la actividad empresarial de Torre Las Américas, con aproximadamente 300 oficinas, un auditorio, bancos y un patio de comida. Por si fuera poco hay que mencionar el nuevo edificio Oceanía y la conocida torre Metrobank, donde también se ubican oficinas de importantes empresas nacionales e internacionales.

En Punta Pacífica se encuentran también varios de los rascacielos más altos de Latinoamérica, como la torre Trump Ocean Club, y la Q Tower, con 226 pisos residenciales.

Lo que hay y lo que hace falta

Un parque dibujado en los planos de origen que estaría ubicado donde actualmente se levantan los muros del complejo residencial Pacific Point, está entre lo más añorado. Este parque sería uno de los varios que tendría el sector.

Escuelas y centros de salud también son escasos. Solo existe el Hospital privado Punta Pacífica que atiende además a un grueso número de personas de otros sectores. Los vecinos también reclaman que no existe ningún centro educativo.

En cuanto a espacios de oración, el área de Punta Pacífica cuenta con la sinagoga israelí Mordechai veSarah como la única unidad religiosa del barrio.

Sin duda Punta Pacífica es uno de los polos de la ciudad que más desarrollo evidente ha tenido. Un sector tranquilo, amigable pero que enfrenta los problemas comunes de una ciudad latina que las circunstancias la han alejado de la planificación original.

Oportunidades de mejora

A pesar de lo exclusivo y tranquilo que pueda ser, el presidente de la Asociación de Propietarios y Residentes de Punta Pacífica, Iván Blasser, define el sector como una “bomba de tiempo”. Él asegura que las problemáticas actuales son producto de decisiones turbias tomadas en el pasado entre malas promotoras y malos políticos.

IMG_0809

Por otra parte, Francisco Achurra, administrador de los edificios de la península y antiguo asesor de urbanismo de Junta Comunal de San Francisco, aclara que el lujoso sector estuvo bien planificado desde su comienzo, pero el desorden humano, y quizá la avaricia, lo convirtieron en lo que hoy es: un suburbio costoso con problemas de servicios públicos, vialidad y sobrepoblación.

La zona residencial de Punta Pacífica está 90% construida. Esta situación revienta al mismo tiempo que las tuberías de agua servida y potable que por litros, y a diario, corroe el asfalto a su vez afectado por los cientos de autos mal estacionados en zonas sin señalización.

Los vecinos se quejan principalmente porque dentro de sus casas el vital líquido se ausenta constantemente.

Por último el tráfico que afecta principalmente en las entradas tanto por corredor Sur, desde la avenida Balboa y la calle Ramón H. Jurado, como por Vía Israel, sobre todo en horas pico de tranque, donde la velocidad de los conductores y la poca señalización ocasionan por lo menos 10 accidentes de tránsito al mes.