Costa del Este News

Cruz-Diez orgulloso de Kromya, la nueva “obra” de su nieta Marion

El arte se expresa de muchas maneras en CDE

2235
0
Cruz Diez: "Los periódicos comunitarios integran a nacionales y foráneos con su entorno"

Reza el refrán que los que se hereda no se hurta, y eso se refleja cabalmente en cada uno de los miembros de la familia Cruz-Diez, quienes desde hace varios años han convertido varios espacios de Panamá en nuevos soportes en los que plasman, cada uno desde la óptica de su arte particular, el sello que los caracteriza.

Kromya Design Store está ubicada en Ocean Mall de CDE | Foto: Aydana Ruiz
Kromya Design Store está ubicada en Ocean Mall de CDE | Foto: Aydana Ruiz

Una de las más recientes “obras” de la familia es la emprendida por Marion, quien hace más accesible los preceptos que acompañan la firma Cruz-Diez a través de decenas de pequeños y grandes detalles “diferentes” ofrecidos en su tienda de diseño de Costa del Este “Kromya”,en la que incluye piezas de arte utilitario muy originales y que dejan al descubierto su gusto y debilidad por el color  y manejo de la luz.

Carlos Cruz-Diez y su nieta Marión | Foto: Aydana Ruiz
Carlos Cruz-Diez y su nieta Marión | Foto: Aydana Ruiz

“Estoy muy orgulloso de la tienda de mi nieta. Ella tiene un gusto exquisito y en Kromya queda demostrado”, indica sonriente el maestro Carlos Cruz-Diez. Ya esta joven lleva un amplio trabajo adelantado con “Marion Gallery” ubicada en San Francisco, y en la que se exponen de forma permanente obras de varios artistas internacionales y por supuesto de su abuelo.

Una pequeña muestra de lo que se expone en Marion Galery, puede encontrarse en Kromya CDE | Foto: Aydana Ruiz
Una pequeña muestra de lo que se expone en Marion Galery, puede encontrarse en Kromya CDE | Foto: Aydana Ruiz

Es increíble poder adentrarse al trabajo del maestro a través de la vivencia de una de sus investigaciones: la cromosaturación.

La Chromosaturation es un ambiente artificial compuesto por tres cámaras de color, una roja, una verde y otra azul | Foto: cortesía
La Cromosaturación es un ambiente artificial compuesto por tres cámaras de color, una roja, una verde y otra azul | Foto: cortesía

Se trata de un espacio en el que a través de cámaras de color y empleo de la luz, se crea un ambiente inexplicable generado por la percepción del ojo humano, en el que los sentidos se expresan de muchas maneras y “saborean” de una forma diferente esta manifestación artística que se aprecia más allá de un lienzo o soporte físico.

 

 

Un artista fuera de serie

Es un verdadero honor poder tropezarse con un artista de la talla de Carlos Cruz-Diez, y que éste te dé la oportunidad de disfrutar de una agradable conversación, sencilla, sin adornos y enriquecedora. Así es él. Diáfano, familiar y dispuesto a entregar sus conocimientos para que otros lo repliquen. “Panamá es un país hermoso, tranquilo, de gente amable y cordial. Me recuerda mucho a la Venezuela de los años 50, en donde había mucha paz social. Aquí hay un gran boom económico y se aprecia un enorme crecimiento desde todo punto de vista, pero sobre todo hay un clima favorecedor para el arte, y si existe esa voluntad todo es posible.  Panamá puede convertirse en un centro de referencia, recibir artistas de todas partes del mundo, y darle la oportunidad a los artistas panameños de proyectarse fuera del país también” nos cuenta el maestro, mientras disfruta de la “Shopping Color Party” by Kromya.

Panamá, referente de arte en el mundo

No todos tienen la fortuna de acceder fácilmente a obras de alta envergadura como las que el maestro del arte óptico suele plasmar en espacios importantes de algunas ciudades. Cruz-Diez da la oportunidad de experimentar las diversas sensaciones que provocan sus creaciones mediante las modificaciones del color según como se le vea.   El acceso al Parque Omar, el edificio Acqualina de Punta Pacífica, la Cromovela erigida en la Cinta Costera III, así como otras intervenciones en ese mismo paseo, y en proyecto el edificio Kenex Plaza, en el que también estará presente su sello, son algunos de los espacios Panamá, en los que puede apreciarse su trabajo creativo, que además cumple el papel de humanizar la ciudad y convertirla en una gran sala de exposiciones.

Cromoestructura Verde-Azul P. H. Aqualina, Punta Pacífica | Foto: Cortesía
Cromoestructura Verde-Azul P. H. Aqualina, Punta Pacífica | Foto: Cortesía

¿Por qué es importante para usted el que su obra trascienda fuera de una galería y se mezcle con la cotidianidad?

“Yo estoy muy contento con el trabajo que están desarrollando mi hijo y nietos acá en Panamá. No solo con mi obra sino con la oportunidad que se le da a artistas panameños de expresar sus habilidades y abrirse hacia nuevos horizontes, retando lo cotidiano y tradicional. En nuestro taller, la idea de mi hijo Jorge es que los artistas panameños puedan investigar e inventar su propio discurso. Que cambien ciertas ideas que han sido arraigadas durante mucho tiempo y que los llevan a manifestarse, la mayoría de las veces, a través de temas folclóricos y nacionalistas. La ideas es que también exploren otros caminos, que inventen y por eso ponemos nuestro taller a disposición de todos ellos. Para que tengan un discurso propio que les pertenezca y todo esto pueda ser apreciado más allá de una exposición, que llegue a la gente y humanice las ciudades”, asevera el maestro.